Category: Consejos

Consejos para concentrarse en el estudio

Saber concentrarse a la hora de estudiar es fundamental para aprobar un examen. Pero no a todas las personas les resulta fácil conseguirlo. Para ello existen consejos para concentrarse en el estudio.

Estudiar es una actividad que consiste en ejercitar el cerebro de manera que este adquiera el conocimiento de una cosa, memorice cierto contenido y comprenderlo. Para que esto llegue a ser rentable tienes que poner de tu parte y concentrarte.

Seguro eres de esos estudiantes que se preparan para los exámenes con tiempo porque te cuesta concentrarte ya sea por el entorno familiar, de amigos o de pareja. Además, usas con frecuencia internet o redes sociales a través del móvil. A veces incluso la televisión es un motivo de distracción. Aunque no sólo esto depende de factores externos, sino también tu personalidad, nervios…

Si quieres que tus horas de estudio sean eficaces, quédate y sigue leyendo.

1. PREGÚNTATE EL POR QUÉ. 

Párate a pensar las causas con las que más te desconcentras. Aquí tienes unos ejemplos:

  • Distracciones externas: ruido, música, voces, movimiento, el teléfono móvil…
  • Distracciones internas: hambre, sed, incomodidad, sueño, cansancio…
  • Preocupaciones
  • Estrés
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Falta de motivación
  • Problemas de atención
  • Dificultad de concentración

 

2. PLANIFICA.

Antes de empezar a estudiar es importante que planifiques tu horario de estudio, donde debes incluir las tareas que tienes que realizar y los descansos.

 

3. DORMIR BIEN.

Para conseguir un buen rendimiento durante el estudio es importante haber dormido bien y en un tiempo adecuado de 8 horas.

Es recomendable que duermas por la noche y durante el día seas productivo. No alteres los horarios y menos estudies por las mañanas porque es cuando tenemos menos capacidad de memorizar y recordar.

 

4. REALIZA DESCANSOS. 

Es importante que realices descansos durante tus horas de estudio para mantener la concentración ya que es casi imposible estar concentrado más de 1 hora. Por lo general nuestra concentración suele durar alrededor de 45 minutos, dependiendo de la persona.

El periodo de descanso puedes establecerlo del tiempo que quieras pero que sea razonado, es decir si llevas 1 hora estudiando descansa 30 minutos y sigues estudiando, pero si llevas 30 minutos estudiando descansa 10 minutos.

 

5. EVITA LAS DISTRACCIONES.

Elementos como la televisión, el ordenador y el móvil que hoy en día es uno de los factores que más nos hacen perder el tiempo, ya sea por estar en las redes sociales, internet o en algún juego. Por lo que a la hora que vayas a comenzar a estudiar no olvides apagar estos dispositivos y en los que sea necesario quitar el wifi o ponerlo en silencio.

Además, es importante que tu zona de estudio tenga una temperatura adecuada para sentirnos más cómodos y concentrarnos mejor.

 

6. NO MEZCLAR ASIGNATURAS.

Cuando tengas muchas asignaturas que estudiar, no te agobies, calma, y céntrate en una. Divide las horas de estudio para las diferentes materias.

 

7. NO DEJES TODO PARA EL ÚLTIMO DÍA. 

A muchos estudiantes les pasa, y, dejan el estudio para el último día, lo que los lleva a un mal funcionamiento. Cuando hacen esto no suelen retener la misma información, están menos concentrados, más nerviosos y el resultado final es el suspenso. Por eso lo adecuado es llevarlo al día y en casos extremos comenzar 4 días antes.

 

8. LEER EN VOZ ALTA.

Leer en voz alta te ayudará a comprender mejor el contenido con la capacidad de imaginarte el texto que estás leyendo.

9. LUGAR TRANQUILO.

El entorno en el que estudias también depende mucho de tu concentración, por lo que debes elegir un lugar en el que te sientas cómodo. Algunos ejemplos son:

  • Tranquilo: sin mucho ruido
  • Amplio: para no estar agobiado y tener tu espacio
  • Despejado: para no buscar elementos en los que puedas perder tu tiempo/desconcentrarte.

 

10. REALIZA ESQUEMAS.

Hacer esquemas es una actividad que resulta muy eficaz a la hora del estudio. De esta manera se facilita el aprendizaje ya que es totalmente visual y nos ayuda a entender mejor algunos conceptos y la relación entre ellos.

Gracias a los esquemas podemos buscar palabras claves para llegar a memorizar mejor el contenido además de usar colores para destacar los puntos, conceptos o frases importantes, incluso podemos hacer dibujos. Con esto lograremos un desarrollo y mejora de la memoria fotográfica que como su propio nombre indica es la capacidad de recordar una imagen con detalles.

Aunque no sea una imagen la recordaremos como tal.

 

-DEBES SABER-

Además de estos tips que acabas de leer, no debes olvidarte de tu salud, ya que de esta depende el buen funcionamiento del cerebro.

Así que el azúcar deberías evitarlo si vas a estudiar ya que este dificulta la concentración, sin embargo, el chocolate con alto % de cacao facilita la concentración.

Espero que te sirvan estos consejos para concentrarse en el estudio y tus resultados sean positivos.

Visita Área Master

¿CÓMO APROVECHAR TU TIEMPO AL MÁXIMO?

¿CÓMO APROVECHAR TU TIEMPO AL MÁXIMO?

Día tras día te haces la pregunta ¿cómo aprovechar tu tiempo al máximo? Normalmente tenemos tantas cosas que hacer y tan poco tiempo que nos sentimos algo estresados, incluso frustrante al ver que otras personas de tu alrededor teniendo el mismo tiempo que tú le da tiempo.

La organización y la forma de administrar tus tareas es fundamental para aprovechar el tiempo. Para ello debemos adoptar estrategias y hábitos que nos ayuden de la manera en que podamos realizar todas nuestras responsabilidades. Es muy importante saber cómo organizar tu tiempo en casa.

A continuación, te mostramos técnicas de hábitos y estrategias que necesitarás para organizar tu tiempo:

¿CÓMO APROVECHAR TU TIEMPO AL MÁXIMO?

 

1. PLANIFICA.

Puede parecer que pararte unos minutos y fijar tus objetivos y planificar tus tareas será una pérdida de tiempo (como si no tuviésemos ya bastantes cosas que hacer), pero, al contrario, te servirá de gran ayuda para aumentar tu concentración, productividad y centrar tus esfuerzos en aquello que verdaderamente es importante.

2. DISTINGUE LO IMPORTANTE Y LO URGENTE.

Analiza tu día a día y distingue entre aquello que es importante y aquellas cosas que hacemos sólo porque pensamos que tenemos que hacerlas. De este modo nos ayudará a priorizar y eliminar aquellas tareas que no son realmente tan importantes y darle importancia a las que de verdad si la tienen.

3. DETECTA MALOS HÁBITOS.

Todas las personas tienen hábitos que nos dificultan aprovechar nuestro tiempo de la manera más efectiva, haciendo que estos hábitos los realicemos inconscientemente como por ejemplo es revistar constantemente nuestro teléfono, tomar descansos para fumar o beber café, ocupar el tiempo que se tiene en realizar tareas sin sentido para evitar la tarea importante…

El primer paso para romper con estos hábitos es identificarlos por nosotros mismos o con la ayuda de alguna persona de tu entorno y de esta manera corregirlos.

4. ENERGÍA.

El nivel de energía de cada persona va variando a lo largo del día, por lo que hay horas en los que nos sentimos más activos y con más energía mientras que en otros momentos nos sentimos cansados y con menos energía.

La cuestión es identificar las horas en las que tienes más energía y asignarle las tareas más exigentes, así aseguraremos que invertimos la mayor cantidad de energía en estas tareas.

5. DESCANSOS.

Como humanos que somos, nuestra capacidad de concentración es limitada y cuanto más tiempo dedicamos a una tarea sin descansar, más cansados estamos y menos eficaces somos. En lugar de presionarnos para terminar, es más eficaz tomarnos unos minutos para estirarnos, caminar un poco, o charlar con algún compañero. Pueden parecer una pérdida de tiempo, pero estos pequeños descansos tienen un gran beneficio, el cuál es cambiar tu foco de atención hacia otras cosas y te ayudan a despejarte y refrescarte, lo que te ayuda a volver posteriormente a la tarea con más energía.

6. TOMA NOTA.

Tomando nota tendrás tus ideas más claras, no olvidarás estas tareas o ideas porque están escritas en papel o formato digital y, por otro lado, una vez apuntas una tarea, puedes planificar el tiempo que vas a dedicarle y volver a dedicar toda tu concentración y energía a aquello que estabas hacienda en ese momento.

7. TIEMPO PARA TI.

Siempre estamos pendientes de complacer y estar pendientes de los demás, nos olvidamos de nosotros mismos. Por eso debes aprovechar el tiempo para encontrar el espacio exclusivo para ti y salir de la rutina del trabajo.

Los momentos en los que te encuentras solo, despejado y tranquilo te permitirán hacer una reflexión sobre tu vida en todos los sentidos y cuestionarte sobre cómo estás haciendo las cosas.

8. DISTRACCIONES.

Nuestros días están llenos de distracciones como lo son las llamadas, emails, tareas pendientes…

Por lo general, reaccionamos ante estas tareas y tratamos de completarlas porque se presentan justo delante de nosotros pidiendo nuestra atención. Rara vez necesitamos un tiempo determinado para evaluar si estas tareas son realmente importantes o sólo lo parecen. Deberíamos hacerlo, ya que esas cosas de menor importancia consumen un tiempo y energía que podríamos estar invirtiendo en algo realmente importante.

9. SALUD.

Olvídate de no hacer deporte y pasar más tiempo encerrado en casa, sin tener nada que hacer, perdiendo el tiempo.

La alimentación y el deporte son fundamentales para mantener tu cerebro activo y con la energía necesaria. Además, te pondrá a punto para poner en marcha la jornada.

10. DORMIR BIEN.

Seguro este es el deseo de muchos y por eso es que debes saber cómo aprovechar el tiempo libre en casa para dormir bien. Esto es una necesidad y prioridad para también cuidar nuestra salud.

Tu cuerpo merece el descanso suficiente para recargar energías y así afrontar los desafíos de un nuevo día.

También si sientes que es necesario darte una siesta a mitad del día, hazlo porque te ayudará a pasar el estrés que llevas acumulado.

Por si no te terminan de convencer estos consejos te dejamos otras opciones.

 

 

 

Visita Área Máster

5 RAZONES POR LAS QUE ESPECIALIZARTE EN TU CAMPO.

El hecho de especializarte consiste en aumentar los conocimientos destacados de tu campo. Hoy en día muchas personas dudan si especializarse o no, debido a que se encuentran en un debate en el que como primera opción tienen claro que una forma para relanzar su perfil profesional y como segunda opción no creen que puedan ayudarles demasiado como para obtener mejor cargo o salario. Si eres de este tipo de personas que no lo tiene demasiado claro, te traemos 5 RAZONES POR LAS QUE ESPECILIZARTE EN TU CAMPO.

 

Guy sonriendo mientras toma notas

El principal objetivo de una especialización es el poder desarrollar más habilidades para desempeñarte en el campo laboral y profundizar los conocimientos teóricos, técnicos y metodológicos tanto en disciplinas profesionales o campos de conocimiento, ampliando así una captación profesional.

El hecho de conocer más sobre un área específica y estar alerta en los avances y desarrollos de tu campo profesional, te va a dar una ventaja competitiva.

Si estás decidiendo si especializarte es la decisión correcta para tu futuro profesional, quédate, a continuación, te mostraremos las 5 RAZONES POR LAS QUE ESPECILIZARTE EN TU CAMPO es la mejor opción.

 

¿POR QUÉ ESPECIALIZARSE?

Actualmente es un dilema muy común que todo profesional se plantea en algún momento a la hora de pensar en su próximo paso académico.

Conocemos muy bien esa duda entre especializarse en un área específica o tratar de adquirir conocimientos en varias disciplinas. Decidirte por una especialización te hará experto en un tema, es decir, lo conocerás a la perfección, sabrás hacer muy bien tu trabajo y serás más productivo y eficiente.

Por si todavía no estás muy convencido:

5 RAZONES PARA ESPECIALIZARTE EN TU CAMPO.

 

1. ENCONTRAR UN MEJOR EMPLEO.

Las posibilidades van a aumentar y de este modo podrás encontrar un mejor empleo o un ascenso en tu empresa actual. Gracias a que tu perfil será más atractivo y posees más conocimientos / capacidad para enfrentarte a responsabilidades mayores.

2. ADQUIRIR NUEVOS CONOCIMIENTOS.

En el caso de que tengas ciertos años de experiencia en tu sector, es muy probable que los conocimientos que adquiriste ya estén obsoletos, debido a que la sociedad avanza y han surgido nuevas técnicas que han mejorado las prácticas en tu campo.

Por eso, especializarse es una buena manera de ponerte al día, adquirir nuevas competencias profesionales y estar en un proceso de aprendizaje y mejoramiento continuo.

3. CONTACTOS.

Además de los méritos, en el mundo laboral también importan los contactos. Cada persona que conozcamos puede ser una puerta abierta a nuevas opciones. El ambiente de una especialización es un sitio propicio para hacer contacto con profesionales de tu misma carrera y con intereses similares.

4. DESTACA TU PERFIL.

Actualmente hay cantidad de personas que han estudiado una carrera o formación profesional, por lo que existe gran competencia en el mercado laboral. Es decir, que cuanto más específicos y detallados sean tus conocimientos y competencias, mayores serán las probabilidades de desatacar y ser elegido.

5. ESTUDIAR EN EL EXTRANJERO.

Cuando existe la oportunidad de hacer un máster que supone salir del país, los beneficios aumentan, porque no sólo crecerás como persona al conocer nuevas culturas y formas de entender la realidad, además aprenderás idiomas y, podrás optar a oportunidades laborales que no habías contemplado.

Si necesitas un último empujón para tu decisión, te dejamos este vídeo por aquí.

 

Si después de leer esto quedas decidido, visita nuestros masters.

¿Cómo descubrir tu talento y destacar frente a los demás?

¿Puedo descubrir mi talento? Encontrar tu talento o don es posible, pero no siempre es fácil. No te preocupes si de momento no has dado con él, todos lo tenemos, pero de nosotros depende encontrarlo o no. Hay muchas personas que no encuentran su talento debido a que piensan que lo que hacen bien es normal y no le dan importancia. Otro tipo de personas no pone el suficiente interés en encontrar en lo que destaca, por lo que desconoce sus cualidades.

Antes de nada, debes saber:

¿QUÉ ES EL TALENTO? 

El talento hace referencia a la capacidad intelectual para aprender o desempeñar ciertas actividades. Varía según la persona ya que cada uno tiene diferentes capacidades a la hora de aprender o realizar actividades.

¿CÓMO DESCUBRIR TU TALENTO? 

Si estás leyendo esto es porque todavía no has encontrado tu talento y piensas que no tienes ninguno.

Queremos ayudarte y animarte a que lo encuentres. Así que, ¿a qué esperas para aplicar estos pasos?

PASO 1. DESCUBRETE A TI MISMO. 

Es complicado encontrarte a ti mismo, pero con paciencia y constancia lo puedes conseguir.

Para lograrlo céntrate en conocer:

  • Tu personalidad.
  • Tus valores.
  • Tu creatividad.
  • Tus gustos.
  • Qué te divierte.
  • Cuáles son tus interés y aficiones.
  • Qué actividades te hacen feliz.

PASO 2. HAZTE PREGUNTAS.

Hazte preguntas para ver cuánto te conoces y ver en qué destacarías más. Las preguntas deben ser:

  • ¿Qué te hace disfrutar?
  • ¿Qué sueles hacer sin darte cuenta?
  • ¿Qué aportas?
  • ¿Cómo ayudas a los demás?
  • ¿Por qué no lo has encontrado?

 

PASO 3. REALIZA UN LISTADO.

En este listado deben aparecer las actividades que te hacen perder el tiempo.

Para ello debes prestar atención a aquellas actividades que realizas de forma automática, sin darte cuenta y de manera fluida. Obsérvate durante el día y verás en qué actividades rindes más, suelen ser en las que cuando las realizas desconectas con el exterior sin darte cuenta.

 

PASO 4. HABLA CON QUIENES ADMIRAS Y PREGUNTALES.

Muchas veces solemos tener a una persona como ejemplo a seguir. Piensa la tuya y párate por un segundo a pensar las cualidades que tiene, a qué suele dedicarse, la personalidad….

La persona a la que solemos admirar puede ser desde una persona cercana (amigo/familiar) hasta una lejana (famoso). Aunque parezca mentira esas cualidades tú también las tienes, pero o no has llegado a desarrollarla o todavía no la has conocido.

Por lo tanto, es el momento de replantearte por qué los admiras y especifica la razón.

 

PASO 5. APLICA TÉCNICAS DE CREATIVIDAD.

Estas técnicas de creatividad sirven para incitar la creatividad, generando ideas o métodos de resolución de problemas como los siguientes.

  • MÉTODO SCAMPER:

Técnica para promocionar la creatividad y el pensamiento. Para ello debes realizar un ¨checklist¨ en el que aparecerán nuevas ideas.

 

  • MÉTODO 3-6-5:

Es una técnica grupal. El método 3-6-5 consiste en escribir algunas ideas en un papel y pasarla a otras personas las cuales recibirán tus ideas y a continuación añadirán y volverán a pasarlas.

 

  • MAPA MENTAL:

Consiste en realizar un ¨diagrama¨ en el que aparecerán palabras, conceptos y tareas para simplificar información y generar ideas.

Como has podido comprobar, sí puedes encontrar tu talento. Saber cuál es importante puesto que te servirá para diferenciarte de los demás. Entender quién eres, cómo te defines, qué se te da bien es necesario para llevar tu vida a cabo. El conocerte a ti mismo te servirá para diferenciarte de los demás y sentirte único, por lo contrario, al no encontrarlo te puedes sentir insatisfecho contigo mismo.

Espero que estos consejos te hayan servido de ayuda esta manera de descubrir tu talento y destacar frente a los demás. A partir de hoy los apliques en tu vida.

Hazlo de una manera práctica y divertida.

Visita Área Master

10 pasos para crear buenos hábitos y mantenerlos

¿Qué entiendes por hábito? Los hábitos son comportamientos que realizamos de forma repetida hasta que estos pasan a formar parte de nuestras actividades cotidianas. Al paso del tiempo estos hábitos se convierten en involuntarios, pero para que eso sea posible debes ser constante. ¿Qué te impide crear buenos hábitos y mantenerlos?

¿No te ha pasado alguna vez que has comenzado una actividad, como hacer ejercicio y no has durado más de 1 semana? Y automáticamente has pensado – no soy constante – o – nunca cumplo lo que me propongo -.

CONSEJO: Antes de proponerte un cambio para comenzar tus hábitos debes pararte a pensar qué te propones como hábito y qué rutinas debes seguir / cambiar para lograrlo.

¿TE VES CAPAZ PARA COMENZAR CON ESTE NUEVO RETO?

Nosotros te motivamos a empezar a crear buenos hábitos. Para comenzar con esta experiencia aplica estos 10 pasos crear buenos hábitos y mantenerlos para que la rutina de vida te cambiará.

PASO 1. PROPONERSE UN HÁBITO.

Cuando vayas a proponerte realizar este cambio es posible que se te vengan miles de ideas para cambiar. Te recomendamos que te centres en una para así dedicarle tu tiempo y llegar a conseguirlo puesto que tardará un tiempo en pasar de hábito a actividades automáticas.

 

PASO 2. FIJA UNA META. 

El objetivo de fijar una meta es que tiene que ser específica (voy a estudiar 2 horas) para que te propongas conseguirla y seas consciente de ello.

 

PASO 3. NO BUSQUES EXCUSAS.

Por lo general cuando decides cambiar tus hábitos y convertirlos en otros te resulta complicado puesto que tu cerebro no está acostumbrado y tiende a seguir con los antiguos. Aquí es donde comienzan las excusas.

Podrás evitar estos obstáculos si te los preparas de antemano.

 

PASO 4. ACTIVA RECORDATORIOS

¿De qué te serviría organizarte para el nuevo hábito si luego no vas a acordarte de aplicarlo? Para que esto no te ocurra debes de apuntarlo en algún lugar visible, ponerte alarmas etc…

 

 PASO 5. CREA RUTINAS.

Crear una buena rutina es necesario para poder conseguir un hábito. Al seguir esta rutina diaria tu estrés disminuirá debido a la atención plena que muestras ante estas acciones y sin ninguna crítica.

PASO 6. CONTROLA EL PROCESO.

Establece un control de revisión periódico para observar tu evolución en los nuevos hábitos propuestos. En el caso que no lo cumplas adecuadamente es recomendable apuntar la causa para intentar evitarla en otro momento. En el caso contrario si ves que tu evolución es buena puedes añadir nuevos retos.

 

PASO 7. AUTOCONFIANZA.

La autoconfianza es imprescindible para nosotros y más cuando hablamos de crear nuevos hábitos. Como bien sabes este concepto indica la confianza que tiene una persona en sí misma. Esta puede ir aumentando si la trabajas adecuadamente y con experiencias.

 

PASO 8. COMENTARLO. 

El hecho de contarle tu plan a las personas de tu alrededor te servirá como un pequeño compromiso y a su vez como motivación, incluso como presión social.

 

PASO 9. NO TIRES LA TOALLA. 

Al principio debes ser más constante e intentar llevar a diario los nuevos hábitos y en el caso en el que un día no puedas realizarlo, no te permitas que pase otro día más puesto que al tercer día van a comenzar las excusas.

 

PASO 10. CELEBRA TU RESULTADO. 

Aunque habrá algunos días en los que no has podido cumplir con tu rutina, seguro que la mayoría sí lo has cumplido así que… ¡CELEBRALO!  Esto te dará ánimos y te sentirás motivado para continuar.

Además, puedes darte una serie de recompensas cada cierto tiempo relacionadas con tu propósito.

De esta manera te puedes comprometer contigo mismo para recibir esa recompensa que tú mismo te has propuesto e intentar cumplirla todos los días.

 

-FRASES MOTIVADORAS-

  • El éxito depende de la preparación previa, y sin ella seguro que llega el fracaso.
  • Si quieres hacer un cambio permanente, deja de centrarte en el tamaño de tus problemas y céntrate en tu tamaño.
  • Para poder triunfar, tu deseo de tener éxito debe ser mayor que tu miedo a fracasar.
  • Solo tendrás éxito si lo deseas; solo fracasarás si no te importa hacerlo.

Una vez leídos estos 10 pasos para crear buenos hábitos y mantenerlos, espero que los apliques en tu día a día.

Amplia tu rutina.

Visita Área Master.

10 técnicas de estudio imprescindibles.

La manera en la que nos organizamos para estudiar ya sea para un examen, pruebas u oposiciones es fundamental. Para que nos resulte más sencillo debemos de tener unas técnicas de estudio imprescindibles, las cuales hay que mantenerlas para poder conseguir tus objetivos.
Aunque no solo hay que llevar a cabo estas técnicas, en el caso de terminar secundaria tú debes elegir lo que vas a estudiar y en este caso, tendrás que pensar bien la elección puesto que tiene que gustarte para que te motive.
Allá vamos con las 10 técnicas de estudio imprescindibles:

1. ORGANIZACIÓN.

Antes de llevar a cabo estas técnicas es importante que sepas organizarte bien tanto el día como las materias, planificar nuestro tiempo de estudio priorizando las actividades, encontrar un ambiente adecuado, buena temperatura, luz, pocos ruidos…
Con esta organización conseguiremos evitar la presión antes de un examen.

2. PRELECTURA.

La prelectura es el primer vistazo que se le da a la materia, con ello podremos saber de qué va y sacar una idea general del tema.

3. COMPRENSIÓN.

Una vez que sepamos de qué va el tema, es importante hacer una lectura comprensiva en la cual leeremos detenidamente el tema, comprendiéndolo, ya que es algo básico, y lo que no se comprende se memoriza y suele olvidarse con facilidad.
A su vez es importante asociar el contenido con tus conocimientos, lugares visitados, situaciones concretas, películas…

4. SUBRAYAR.

Este paso trata de subrayar las palabras clave e ideas principales. Te ayudará a visualizar mejor el contenido, debido a que tu estudio será más activo, creativo y además puedes ayudarte por colores, imágenes, gráficos…
De este modo realizarás asociaciones con los cuales vas a recordar datos, ideas y conceptos claves de tu estudio.

5. ORDENA IDEAS.

Este paso es importante debido a que la información una vez que está ordenada en un papel estará bien organizada en tu memoria y te resultará más fácil la comprensión del tema y tener claras las ideas.
Para ello debemos ordenar y clasificar las ideas del texto, separándolas en categorías que vayan de lo más general a lo más específico.
Una vez hayas finalizado podrás proceder a la elaboración de esquemas, mapas conceptuales, dibujos…

6. REALIZA UN ESQUEMA.

Otra manera que tenemos para visualizar mejor el contenido es a través de un esquema, en el cual expresas gráficamente y de forma estructurada las ideas del tema, con la ventaja de ver todo el tema en una misma hoja.
¿Cómo realizarlo?
Primero debes analizar muy bien los textos, seguidamente seleccionar las ideas principales e importantes que consideres, encontrar las definiciones, las características, causas y consecuencias. No puedes olvidar de destacar las palabras claves que te van a ayudar a localizar todas las ideas de cada texto.

Es importante aplicar las técnicas ya mencionadas del color.

 

7. RESUMEN.

Consiste en redactar el esquema con el contenido de cada parte. Se recomienda que lo hagas con tus palabras, pero utilizando un vocabulario y expresiones adecuadas.
Además, puedes tomar apuntes y ayudarte de las técnicas mencionadas anteriormente como son los dibujos, los colores, palabras clave…
En el caso de que tengas memoria fotográfica y un buen esquema no será necesario.

8. REGLAS MNEMOTÉCNICAS.

La aplicación de las reglas mnemotécnicas para estudiar, estrategias de memorización muy útiles, prácticas y creativas que se pueden utilizar en momentos determinados y que facilitan el trabajo de asociación y memorización del contenido.
Amplia tus conocimientos de las reglas mnemotécnicas.

9. PONTE A PRUEBA.

El hecho de ponerte a prueba te va a resultar muy eficaz ya que, si en el temario entra práctica, crear tus propios ejercicios y exámenes de prueba potenciará la memoria activa.
En cuanto a la parte teórica es bueno que te generes preguntas, de esta manera lo vamos a entender mejor, estimularemos la velocidad de reacción y mejoramos el recuerdo.
Cuanto más nos expongamos a pruebas previas del examen mejores serán los resultados finales.

10. REPASA.

Una vez realizados todos estos pasos es el momento de repasar el contenido diariamente usando los esquemas o los resúmenes. Muchas personas cometen el error de dejarlo todo para última hora sin dejar huecos para repasar y asimilar correctamente el contenido.
De este modo evitaremos que se nos olviden nuestros conocimientos e ideas, ya que estos estarán bien asentados.

¿Quieres aumentar la lista de 10 técnicas de estudio imprescindibles?

Visita Área Master

¿Qué debes tener en cuenta para elegir tu formación?

¿Se acercan las fechas en las que tienes que elegir sobre tu futuro y no lo tienes claro? o ¿No sabes qué debes tener en cuenta para elegir tu formación? Quédate para saberlo.

Es normal que cuando se acerca el momento de decidir qué quieres estudiar te vengan mil dudas, te sientas confuso y nervioso porque esta decisión es muy importante cara a tu futuro. Por lo que tendrás que pensarla y estar seguro con tu elección.

Recuerda que estudiar es un ejercicio que necesita tiempo y dedicación. Por lo que tienes que tener claro en qué vas a emplear tu tiempo.

ANTES DE COMENZAR:

-Encuentra tu vocación: Fíjate en qué desempeñas bien y con facilidad tus habilidades.

-Piensa qué te gusta hacer: Piensa en qué actividades en las que estés cómodo y disfrutes.

-Analiza tus posibilidades: Teniendo en cuenta lo anterior, céntrate en los ciclos que más se adapten a ti.

 

PASOS A TENER EN CUENTA PARA ELEGIR TU FORMACIÓN.

Como bien sabes el hecho de escoger tu formación depende de ti, depende de tus gustos y cualidades. No te dejes influenciar por terceras personas, aunque ellas te pueden aconsejar, pero no te servirá de mucha ayuda. Es normal que te sientas confuso y no tengas del todo claro lo que quieres estudiar, sobre todo si tus opciones son variadas.

Queremos ayudarte a que tomes una decisión adecuada. Para ello debes de seguir estos pasos.

 

PASO 1. ENCUENTRA TUS HABILIDADES.

Nos encontramos con una variedad enorme de habilidades, entre ellas tenemos las personales. Estas son muy importantes a la hora de elegir sobre tu formación profesional ya que de estas te puedes guiar para que tu elección sea más simple, además de estas depende que te vaya mejor o peor. Por ejemplo, si quieres ser cirujano, tienes que ser habilidoso son las manos, con buen pulso, que la sangre no te maree… por lo contrario, pasarás malas pasadas y cometerás errores.

 

Nos encontramos con más habilidades como por ejemplo la de los idiomas. El hecho de saber muchos idiomas y poseer la facilidad de aprenderlos, te va a abrir muchas puertas, pero si tienes una base baja de inglés deberás de tenerlo en cuenta también en tu elección.

 

Otras habilidades:

  • De dirección.
  • Informáticas
  • Creatividad

 

 

PASO 2. CÉNTRATE EN LO QUE TE GUSTA.

Lo más importante es centrarte en lo que te gusta, para que de esta manera disfrutes y lo hagas con ganas, por lo contrario, lo vas a pasar mal, no le dedicarás tiempo y optarás por abandonarlo.

Además, te puedes basar en cómo te quieres ver en un futuro y se adapte a él.

 

PASO 3. PREGÚNTATE: ¿EN QUÉ SOY BUENO?

En el caso de que no decidas qué es lo que más te gusta o no lo tengas claro. Pregúntate en qué eres bueno o en qué aprendes con facilidad.

De esta manera puedes elegir una formación en la que puedas aumentar los conocimientos de aquello que eres bueno consiguiendo destacar entre los demás.

 

PASO 4. INVESTIGA ALTERNATIVAS.

Puedes investigar las alternativas disponibles para así saber las diferentes opciones a las que te enfrentas y te sea más fácil analizar cada una con tus habilidades o conocimientos.

 

PASO 5. TEN EN CUENTA LA REMUNERACIÓN ECONÓMICA.

Parece una tontería, pero no lo es. Es importante tener en cuenta el salario que vas s recibir en función del trabajo que realizas, puesto que este te gusta y te servirá de motivación. Esto no quiere decir que elijas el trabajo en función del salario, sino que te plantees si de verdad crees que es suficiente para el trabajo que realizas. Debe ser complementario nol principal.

Actualmente como bien sabes los métodos de estudio han variado y ahora tenemos dos opciones de formarte. Estas opciones puedes ser de forma presencial o de forma online. Párate a pensar qué método prefieres.

Si optas por la formación presencial, como bien sabes es el método de enseñanza de toda la vida, al que estamos acostumbrados. Trata de asistir a un aula en la cual estás con tus compañeros y recibes la enseñanza a través de uno o varios profesores.

Pero, si optas por la formación online, el nuevo método, debido a la pandemia, pero que ya todos conocemos y esta se aplica a través de medios digitales con uno o varios profesores, pero desde casa, es decir no tienes que asistir a clase.

Por lo que debes decidir si prefieres una enseñanza en la que los conocimientos sean a través de un dispositivo digital o si los prefieres en persona.

Hay personas que prefieren el método digital, ya que no tienen ni que vestirse ni que salir de su casa, pero en cambio hay personas que prefieren el método presencial ya que aunque se tengan que vestir y salir de su casa, la concentración aumenta y los conocimientos se adquieren mejor.

Si te ha quedado alguna duda y quieres ampliar la información sobre lo que debes tener en cuenta para elegir tu formación, te dejamos este vídeo.

Descubre  nuestros másteres en Granada

Cómo ser productivo por la mañana

La manera en la que empleas tu mañana influirá marcando una diferencia en lo que queda de día. Si eres una persona que no le gusta madrugar por las mañanas, no te pongas excusas, esta es tu oportunidad de establecer una rutina mañanera para afrontar los días con energía y dejar de preguntarte cómo puedes ser productivo.

Deja a un lado las mañanas en las que pospones una alarma tras otra para seguir durmiendo y sin darte cuenta has perdido media hora, lo que hace que te levantes con rapidez y estrés. Te acompañarán en lo que queda de día.

DEBES SABER

El ser productivo por la mañana no sólo depende de las actividades que ejerzas durante las primeras horas del día, sino que también depende de lo que haces antes de dormir. Es decir, debes apagar tu cerebro y no pensar en las tareas que tienes que hacer al día siguiente además de dormirte pronto para tener las suficientes horas de sueño.

Lo primero a tener en cuenta para ser productivo por la mañana es saber organizar tus rutinas matutinas. Si quieres lograrlo sigue nuestros consejos que aparecen a continuación:

1. CREA TUS RUTINAS MAÑANERAS. 

Para empezar, debes ser constante y levantarte todos los días a la misma hora, puedes incluir los fines de semana si así lo deseas.

Para comenzar el día bien, con energía y tranquilo debes hacerte un listado el día anterior donde deben aparecer todas las actividades programadas para el día siguiente.  De esta manera te organizarás mejor y te será más eficaz además de no perder tiempo.

 

 

2. PREPARA TU MAÑANA CON ANTELACIÓN. 

Si eres una persona que se demora bastante por las mañanas en arreglarte o preparar las cosas que tengas que llevarte es importante que:

  • Elijas y prepares la ropa por la noche.
  • Tengas lista tu mochila de trabajo.

 

3. DESCONECTA TU MENTE.

Es recomendable que antes de dormir establezcas un tiempo de descanso de redes sociales, trabajo incluso televisión. Dedícate tiempo a ti mismo, lee algún libro…

También puedes ducharte por la noche en lugar de por la mañana, para que tu rato de ducha sea más tranquilo y te quedes más relajado para dormir.

 

4. DESAYUNO ADECUADO.

Como bien sabes el desayuno es la primera comida y la más importante. De esta depende que tu día sea más rentable o menos.

Elije un desayuno saludable y completo, es decir, que te dé energía para el resto del día.

 

5. HIDRÁTATE.

¿No te has levantado alguna vez con la boca seca? Este es un claro síntoma de que tu cuerpo se ha deshidratado durante la noche. Como bien sabes el agua es fundamental para nosotros, pues debes beber bastante agua durante el día y sobre todo por la mañana para activar el metabolismo.

 

6. DEJA A UN LADO EL MÓVIL.

Está claro que el móvil es una de las mayores distracciones hoy en día y cuando nos levantamos es lo primero que miramos, solemos tener diferentes notificaciones, pero, ¿te es rentable perder el tiempo desde por la mañana con el móvil?

 

7. HAZ EJERCICIO.

Si cuentas con demasiado tiempo por las mañanas puedes dedicarle tiempo al deporte y hacer un poco de ejercicio para obtener energía física y ser más productivo. Al principio puede que no lol notes así pero cuando sigues esta rutina cambiarás de opinión.

 

8. PROPONTE LOGROS.

Lo ideal es que estos logros te motiven y haga que tu día sea alegre. Aplícalos en cada paso de tus tareas y de una forma razonada.  De este modo trabajarás mejor motivada y feliz.

 

Por lo cual para unos ¨buenos días¨ es necesario cumplir estos 8 tips, por lo contrario, se convertirán en ¨malos días ¨. Para ello debes tener fuerza de voluntad y debes ser constante.

No será tan sencillo aplicarlo como leerlo, pero, poco a poco, ve practicando estos hábitos y al paso de un tiempo empezarás a notar los cambios. Te darás cuenta que merece la pena mantenerlos.

Si te ha interesado este artículo y quieres complementarlo…

 

 

Consulta nuestros Másteres.

 

¿Cómo administrar el tiempo de la mejor manera?

La manera en la que gestionas tu tiempo es muy importante y debes llevarla a cabo. De este modo mejorarás el rendimiento diario. Para que esto sea posible es necesario una planificación de tareas donde le daremos prioridad a unas actividades antes que a otras.
El hecho de saber llevar tus tareas al día cuenta con una base de organización y paciencia para cumplir el orden que anteriormente has marcado. Es sencillo hacer el planning, lo complicado es cumplirlo, por lo que necesitarás ser constante.

¿Crees que gestionas bien tu tiempo?

Si no es así, aplica las siguientes estrategias que te recomendamos para que tus días sean más organizados y menos estresados.

Organízate.

Es imprescindible planificar tus tareas del día especificando de qué trata.
De esta manera verás cuales son más importantes y a cuáles le vas a dar prioridad (se recomienda escribirlo).
Si no lo haces con antelación, no sabrás por donde empezar y te llevará un desorden en el que seguro te dejas tareas importantes sin hacer.

¿Cuáles son tus prioridades?

Una vez que ya has especificado tus tareas, ordenarás según tus prioridades para gestionar bien el día y lograr todas las tareas.

Planifica tus tareas.

Tras saber qué tareas y en que orden las vas a realizar debes indicar el horario en el cual debe aparecer la hora de inicio y finalización. Así verás el tiempo que le vas a dedicar a cada una de las tareas previstas.
Intenta ser constante y no posponer ninguna tarea, debido a que al final del día tendrás cumuladas y dejarás sin hacer algunas de las tareas por no saber gestionar bien el tiempo.

Encuentra tus distracciones.

Analiza en qué sueles perder el tiempo.
Como ya sabes el móvil es una de las mayores distracciones hoy en día y estos roban el tiempo sin darnos cuenta, ya sea por las RRSS o por los juegos. No tienes por qué apagarlo, pero es importante tenerlo en silencio y si es necesario guardarlo en un cajón o dejarlo lejos de ti para que te sea más complicado acceder a él.
Si sueles navegar mucho por internet y tienes que trabajar con el ordenador es recomendable que cierres los navegadores que no vayas a utilizar para no tentar clicar en ellas.

Determina el horario.

Encuentra en qué horas del día eres más rentable y ocúpalas con las tareas que te vayan a ser más eficaces. Por lo que tu día será más satisfactorio de esta maneara ya que cuándo eres menos productivo las tareas que se te presenten serán más tranquilas.

Aplica tiempo para ti.

Como es normal durante todas las tareas es bueno tener un tiempo de desconexión breve para mejorar el rendimiento y llegar a ser más efectivos durante el día.
Este descanso tómalo como rutina, es decir, todos los días descansa a la misma hora y el mismo tiempo como por ejemplo los almuerzos.

Horario de sueño

Para gestionar tu tiempo adecuadamente es necesario cumplir con un buen horario de sueño para que estés bien descansado y con energía al comenzar el día. Estable una rutina de sueño a seguir para que tu cuerpo se acostumbre. De lo contrario no rendirás bien y estarás cansado durante todo el día y te encontrarás ¨perezoso¨.

El saber cómo gestionar tu tiempo de la mejor manera es imprescindible para llegar a conseguir tus objetivos diarios. Aplica nuestras estrategias a tu vida a partir de ahora, verás un gran cambio y serás más productivo y no vivirás a contrarreloj tus días. Por lo que vivirás más feliz y tranquilo.
RECUERDA: Para que te sean eficaz estas estrategias debes ser flexible, paciente, organizado y constante. Además de resolutivo en el caso de que surja algún imprevisto y tu planning sea alterado y te robe un par de minutos o incluso horas.

Descubre nuestros máster en Granada

 

La importancia de leer – 5 beneficios de la lectura

Leer es importante para muchas cosas, pero al final de este artículo vas a descubrir que es más importante de lo que imaginabas. En este artículo, hablamos de 5 beneficios de la lectura, intentando ser lo más claros posibles, ya que podríamos dividirlo en más aún.

También vamos a dar algunas recomendaciones para convertir la lectura en un hábito, para que puedas empezar poco a poco a acostumbrarte, si ya estás leyendo de forma habitual, ¡enhorabuena!, ¡quizás no seas consciente de la cantidad de habilidades que estás desarrollando!

5 beneficios de la lectura

Los 5 beneficios de la lectura que hemos decido incluir en este artículo, son lo que consideramos más relevantes, no obstante, tienes que saber que tiene muchos más.

Leer mejora tu criterio

No empezamos por el beneficio más común, ni por el que te pudieras imaginar. La lectura a nivel general, no solo mejora tu comprensión lectora ni tu habilidad para leer más deprisa, si no que también te ayuda a mejorar tu criterio.

¿Qué significa esto?, que además de tener un vocabulario más rico, vas a poder ser capaz de argumentar y expresarte mejor, además, si es una lectura completa y variada, inconscientemente vas a tener mayor conocimiento de muchos temas.

Si ya estás leyendo porque te apasiona un género, te animamos a salir de tu zona de confort y descubrir otros géneros que quizás te acaben apasionando.

Mejora tu vocabulario

Como ya hemos descrito en el párrafo anterior, leer mejora tu vocabulario, lo hace más rico e interesante. Esto no es algo a tomar a la ligera, la forma de expresarte puede ayudarte mucho. La gente normalmente confía más en las personas que hablan correctamente, ya que se denota un nivel cultural alto.

Como ejemplo, podemos tener en cuenta el mercado de segunda mano, seguramente ninguno de nosotros compremos un producto cuya descripción esté llena de faltas de ortografía, nos genera desconfianza. Esto mismo, lo podemos llevar al mercado laboral, tu redacción del CV, los correos que se intercambian…

Leer mejora tu agilidad mental

Tienes que tener en cuenta que mientras estás leyendo, tu cerebro está trabajando e interpretando lo que lees. Mientras más lees, más eficiente es tu cerebro a la hora de interpretar la lectura, por tanto, tu mente está activa y se agiliza.

Te recomendamos leer, entre 15 y 30 minutos al día, para dar actividad al cerebro y acostumbrarte poco a poco a leer, aunque hablaremos de ello más adelante.

Mejora la concentración

Si no eres un lector habitual, y has leído un libro de cuando en cuando, tú mismo habrás notado la diferencia de concentración que tenías en los primeros capítulos que a la hora de terminarlo.

Está relacionado con el punto anterior, acostumbras a tu cerebro a trabajar y hacerlo mejor, con el paso del tiempo mejor tu concentración, no solo leyendo, si no en cualquier actividad que realices, ya sea algún deporte, estudiar…

Leer te hace más curioso

Mientras más lees, más quieres saber. Nos pasa a todos, ¿Quién no ha estado navegando en la Wikipedia alguna vez buscando algo concreto, y ha acabado leyendo algo que no tenía nada que ver con la búsqueda inicial?. Somos curiosos por naturaleza, pero es algo bueno, ya que esta cualidad nos ayuda a aprender.

Esto mismo nos lo aporta la lectura, leer de un tema que te interesa no hace más que instarte a saber más y a su vez, a tener mayor conocimiento.

Conclusión: Mientras más leas, más sabio serás.

Cómo conseguir hábito de lectura

Quizás sea lo más complejo, hacer cualquier actividad un hábito requiere esfuerzo, voluntad y determinación.

Por tanto, en la lectura no será menos. La buena noticia es que conseguir que algo se vuelva hábito tiene patrones parecidos que podemos aplicar para casi cualquier cosa:

  • Lee temas que te interesen
  • No leas forzado, si estás sintiendo que no estás cómodo, y no prestas atención a lo que lees, para.
  • Empieza con periodos de tiempo de 10 a 15 minutos al día.
  • Si te sientes cómodo, ¡sigue leyendo!
  • Amplía el tiempo de lectura mínimo siempre que te sientas cómodo/a

Esto es todo, puedes aplicar estos simples consejos para volver la lectura un hábito. Como curiosidad, debes saber que el tiempo de lectura promedio de una persona en España es de 6 min. Si lees 7 al día ya estarás por encima!

Te dejamos un video que complemente este artículo.

Descubre nuestras Áreas de Formación

#iguru_soc_icon_wrap_638a2aa5451f4 a{ background: transparent; }#iguru_soc_icon_wrap_638a2aa5451f4 a:hover{ background: transparent; border-color: #e98008; }#iguru_soc_icon_wrap_638a2aa5451f4 a{ color: #acacae; }#iguru_soc_icon_wrap_638a2aa5451f4 a:hover{ color: #ffffff; }